Aguas Industriales

Las Aguas Industriales pueden tratarse con distintos métodos, para su depuración y reutilización. Nuestro Departamento Técnico, os asesorará sin compromiso, de cual es el más conveniente, para su Industria. Estos son los métodos más habituales con los que tratamos las Aguas Industriales.

Desmineralización de Aguas Industriales

Resinas

Las resinas de intercambio iónico son materiales sintéticos diseñadas para el tratamiento de aguas Industriales Residuales.

La composición real de resina se puede determinar para la aplicación del agua final y la naturaleza y el origen del agua a tratar.

En el proceso de desmineralización, el agua de entrada que tiene una concentración alta de sales (cationes: Ca2+ 

 

Mg2+..  

aniones: SO4 o ambos) pasa a través de la resina de intercambio iónico ocupando un espacio en ésta al intercambiarse 

 

con protones H+ o iones hidroxilo OH. El agua resultante, ya sin las sales disueltas, queda desmineralizada.

Cuando la columna se agota, se regenera con un baño ácido o alcalino que recarga la resina y libera todos los iones retenidos en un efluente de flujo lento.

 

Dependiendo de la calidad de agua requerida, y teniendo en cuenta los volúmenes de agua a tratar y los gastos de explotación, será más recomendable la instalación de una ósmosis inversa o de un equipo desmineralizador por resinas de intercambio iónico.

Los sistemas de ósmosis inversa son también equipos de desmineralización, ya que acaban con las sales presentes en el agua.

Dependiendo de la calidad de agua requerida y teniendo en cuenta los volúmenes de agua a tratar y los gastos de explotación será más recomendable la instalación de una ósmosis inversa o de un equipo desmineralizador por resinas.

Descalcificación de Aguas Industriales

Resinas

Los sistemas de descalcificación acaban con la dureza del agua, un problema que afecta a amplias zonas de España.

Y provoca problemas de incrustación en las instalaciones, averías en maquinaria, e inconvenientes para una buena calidad del producto final en ciertas instalaciones.

La Descalcificación por intercambio catiónico es el procedimiento más habitual para reducir la dureza del agua.

El proceso consiste en el intercambio de iones de calcio y magnesio. Causante de la dureza, por iones de sodio, formando sales mucho más solubles y estables en el agua, evitando incrustaciones y precipitaciones. El proceso se realiza mediante la resina que libera iones sodio y retiene los de calcio y magnesio.

Cuando la resina ya ha intercambiado un gran número de iones de calcio y magnesio ya no se puede descalcificar más agua. Porque el lecho está saturado y es necesario realizar una regeneración (operación totalmente automática) que permite recuperar la capacidad inicial de la resina.

Para la regeneración se requiere de una solución concentrada de sal común (salmuera), que consiste en el intercambio inverso. Así Provoca la eliminación de los iones de calcio y magnesio junto con el agua salina a desagüe. Y en sus emplazamientos se instalan iones sodio para volver al proceso de descalcificación.

 

Nanoflitración.

 

Cuando el agua contiene una cantidad significante de calcio y magnesio, es llamada agua dura. El agua dura es conocida por taponar las tuberías y complicar la disolución de detergentes en agua.
El ablandamiento del agua es una técnica que sirve para eliminar los iones que hacen a un agua ser dura, en la mayoría de los casos iones de calcio, magnesio e incluso hierro.

Los equipos de descalcificación por membrana (Nanofiltración) acaban con la dureza del agua.

La nanofiltración es un proceso relacionado con la presión. Durante el cual ocurre una separación basada en el tamaño molecular. Las membranas producen la separación.

Mediante la nanofiltración se pueden retener del agua las partículas con un tamaño de 0,1 nm-0,001 µm. Lo que permite separar del agua la mayoría de moléculas, aunque las de peso molecular bajo queden retenidas en la membrana parcialmente. La nanofiltración se utiliza para el ablandamiento del agua, para la eliminación de metales pesados de las aguas residuales, para descontaminación de las aguas residuales, como pre-tratamiento antes de la ósmosis inversa.

Para la eliminación de nitratos, para la eliminación del color, etc.

Osmosis Inversa para Aguas Industriales

La escasez cada vez mayor de agua de calidad derivada del agotamiento de los recursos naturales y la contaminación, unido a los mayores requerimientos en la industria actual de agua pura hace necesario el aprovechamiento de las aguas salobres y salinas mediante sistemas de ósmosis inversa, para adecuar su calidad a las necesidades requeridas.

CONSIDERACIONES:

Para conseguir un funcionamiento perfecto de una instalación de ósmosis inversa, el pre-tratamiento es imprescindible. Así como su correcta explotación y mantenimiento. El agua debe ser acondicionada previamente antes de llegar a las membranas para reducir y eliminar los elementos que puedan disminuir el rendimiento de las membranas o deteriorarlas.

Todas las plantas de ósmosis inversa diseñadas por PROCESOS HIDRÁULICOS se estudian exhaustivamente, para conseguir los requerimientos de calidad y caudal partiendo de un agua concreta (bien definida). Para apoyar nuestros diseños proporcionamos además el cálculo realizado con una proyección donde se indica la calidad de agua de aporte, los parámetros operativos, el tipo de membrana y la calidad y producción de agua permeada/producida. También se define cantidad y calidad del rechazo.

Hemos creado unos diseños específicos y más habituales dentro de los equipos que podemos suministrar. Disponemos de

equipos desde 500l/d hasta más de 100m3/d. Rogamos si requieren otros volúmenes, materiales especiales, disposición de elementos distinta nos consulte, pues realizamos diseños sin compromiso.

Aguas Tecnológicas

Existen industrias que requieren para su proceso agua con calidades muy específicas así como que los materiales de los equipos de tratamiento sean específicos. Sectores como el Alimentario, Cosmético, Nefrológico y Farmaceutico

Desde PROCESOS HIDRÁULICOS somos capaces de diseñar, fabricar, instalar y mantener cada aplicación específica cumpliendo con las necesidades particulares de cada cliente.

Nuestros equipos se fabrican con exigentes estándares de calidad aplicando normativa comunitaria en farmacopea y siguiendo lo dictado por la Asociación nefrológica española.